Un centenar de multas y una fiesta ilegal resumen del cierre de Gandia

Un centenar de multas y una fiesta ilegal resumen del cierre  de Gandia

Por
2071

Los controles para que se cumpliera el cierre perimetral de la capital de la Safor desde la tarde del viernes a la madrugada de hoy por parte de la Policía Local, Nacional y Guardia Civil se han saldado con más de un centenar de sanciones.

Los controles, algunos de ellos, exhaustivos, han podido sacar la versión más surrealista de algunos conductores que se lo intentaban saltar como por ejemplo, acudir a Gandia a comprar, a ponerse insulina, o simplemente por desconocimiento del cierre perimetral.

En los límites con carreteras comarcales el control lo llevaba a cabo la Guardia Civil mientras que en los accesos por la N-332 los gestionaba la Policía Nacional, incluida la playa de Gandia. Por su parte, la Policía Local controlaba los accesos a Gandia en la entrada norte, en la rotonda del Polígono de Alcodar.

Allí los agentes, a través de la nueva tecnología, introducían una a una todas las matrículas que accedían al control policial, por lo que aparecía el titular y lugar de residencia, y ello facilitaba las cosas a la hora de detectar a los infractores que pretendían saltarse la norma de entrar o salir de Gandia.

Sancionadas 5 personas por una fiesta ilegal

Pero el fin de semana no solo ha dejado controles y largas retenciones. La madrugada del sábado se requería la presencia policial en el distrito gandiense del Raval. Hasta allí se desplazaban varias unidades de la Policía Local junto con la Policía Nacional, tras haberse denunciado una fiesta ilegal que estaba teniendo lugar a esas horas en una vivienda de la calle Oliva, según la denuncia, en un ático.

Los agentes lograban poner fin a la fiesta y sancionar a cinco personas, de unos 30 años de edad, que estaban en el interior de la vivienda y que al ser identificadas quedaba claro y manifiesto que no pertenecían al mismo núcleo familiar ni de convivencia.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR