Roban varios miles de kilos de aguacates a un agricultor del Grau de Gandia

Roban varios miles de kilos de aguacates a un agricultor del Grau de Gandia

Por
3278

El testimonio de este agricultor del Grau de Gandia es muy claro. Acumula denuncias ante la Guardia Civil del Puesto Principal Oliva-Gandia como si fueran cromos de fútbol. Hace años decidió cambiar la naranja por el cultivo del aguacate y ha sufrido decenas de robos. A cualquier hora del día y cualquier cantidad. Desde sacos de 20 o 30 kilos hasta cantidades insultantes que alcanzan los 1.000 kilos o incluso, que regresen de nuevo al campo agrícola días después del robo y acabar de sustraer lo que faltaba por recolectar.

Según ha explicado a Cope Gandia este agricultor afectado ''la Guardia Civil a través del Equipo ROCA, hace un trabajo extraordinario pero no hay manera de poder acabar con esta serie de robos'' y recuerda además que, en su caso, ''en uno de los robos de aguacates se detectó que, en una frutería de un distrito de Gandia se estaban vendiendo aguacates. La Guardia Civil, explica el agricultor, acudió a la frutería y solicitó la factura del material y el dueño le exhibió una de MercaValencia''.

Los agentes de la benemérita ''se trasladaron hasta el complejo de MercaValencia para comprobar si desde allí se había expedido la mercancía. Y sorpresa la delos agentes cuando desde el centro comercial valenciano se les notificó que la factura era una burda falsificación. Que desde allí no habían servido aguacates a esa tienda de Gandia''.

De regreso a la frutería, relata el agricultor, ''los agentes le indicaron lo ocurrido al frutero y éste pidió perdón achacando a un error el haberle dado la factura de MercaValencia. Y sacó otra de aguacates de Vallada. El Equipo ROCA de la Guardia Civil se desplazó hasta Vallada para comprobar dicha factura y allí les indicaron que era falsa e imposible. Falsa por evidente e imposible porque en esa época los aguacates están verdes, no tienen la trazabildiad correspondientes y sería engañar al cliente''.

Esta es una de las múltiples que le han ocurrido a este labrador del Grau de Gandia que ve cómo cada día le roban la plantación de aguacates.

Sin ir más lejos, el pasado 14 de enero sobre la una y cuarto de la tarde le robaban del campo una gran cantidad de aguacates, cosa que denunció ante la Guardia Civil. A los dos días, el 16 de enero, le volvían a sustraer de la parcela decenas de kilos de aguacates.

El calvario de este agricultor es increíble. Acumula denuncias de robos como si fueran cromos de fútbol. En febrero de 2019, entre las cuatro y media de la tarde y las seis, le sustrajeron 80 kilos de aguacates; en octubre le volvían a robar, en esta ocasión 1.000 kilos de aguacates. Pero es que, tras poner la denuncia del millar de kilos, a los pocos días le robaron los 200 o 300 kilos que quedaban por recolectar.

Hay vallas, cámaras de vigilancia, pero los ladrones se las saben todas y acceden a las parcelas haya gente o no, sin importarles nada. Tienen claro que, con el robo de naranja ya no les salen las cuentas y que es mucho más fácil atraparlos por lo que se dedican a otras variedades de fruta. Una fruta robada que se vende en algunas fruterías de Gandia.

De hecho, tal y como cuenta este agricultor, sorprendieron a un joven robando con dos sacos llenos de aguacates. Alertaron a las autoridades y lo persiguieron por los caminos agrícolas con el coche. Al cruzarse en el carril ciclista, le cerraron el paso y el joven que circulaba en bicicleta dejó los dos sacos en el suelo, pidió perdón y huyó a la carrera con la bicicleta.

No es un caso único y aislado. En la comarca de la Safor se están cometiendo muchos robos de este tipo de fruta en los campos desde hace tiempo. Y se roba porque se vende y se vende porque se compra fuera de los circuitos habituales y legales.

Pinchando aquí sobre este enlace puedes escuchar el testimonio de este agricultor

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR