Se les olvida mandar operarios de mundanza a los Juzgados de Gandia

Se les olvida mandar operarios de mundanza a los Juzgados de Gandia

Por
587

La Generalitat no manda a montadores de muebles y son los funcionarios quienes deben dejar de atender los expedientes judiciales para mover armarios pesados, montar mesas y trasladar estanterías todo ello en el horario de atención al público, lo que merma el servicio y les obliga a realizar tareas que no son competencia de los funcionarios.

Puede parecer sorprendente pero es así como funciona la adminstración valenciana. La Generalitat, de quien depende Justicia, ha renovado tras 40 años el mobiliario de los Juzgados de Gandia pero no ha mandado ni contratado operarios de mudanza por lo que son los propios funcionarios quienes tienen que montar mesas, quitar estanterías, trasladar legajos, mover armarios pesados y todo ello en horario de atención al público por lo que dejan de realizar sus funciones reales.

Y si los funcionarios judiciales dejan de realzar sus funciones para mover muebles en los diferentes juzgados, la ya de por si Justicia colapsada se vuelve mucho más lenta al estar perdiendo días y días enteros los funcionarios cambiando 169 mesas, 194 armarios, 32 bancadas, 99 papeleras y 30 percheros, entre otras cosas, además de toda la documentación en papel que hay que mover sin que se pierda, extravíe o traspapele ningún expediente judicial y mucho menos los especiales de causa con reo.

Pero todo esto no parece importarle a la conselleria de Justicia ni a la Generalitat porque lo importante es la inversión de 114.000 euros en 40 años, dado que la sede se abrió en los 80, y a escasos años de trasladarse al nuevo Palacio de Justicia de Santa Anna.

La renovación afecta a ocho juzgados, concretamente cinco de primera instancia, dos de instrucción y el penal, además del Decanato y Registro Civil por lo que los funcionarios llevan días a lo ''Manolo y Compañía''.

Varios funcionarios d ellos Juzgados de Gandia han señalado a Cope Gandia que llevan varios días así desde la pasada semana cuando ''lo normal es que hubiésemos recibido ayuda externa porque no podemos descuidar nuestro trabajo diario y menos cuando hablamos de requerimientos de jueces, fiscales o abogados, donde los plazos son importantes''.

Funcionarios no importa edad ni sexo están estos días moviendo muebles pesados de oficina y montando despachos porque la Generalitat no ha enviado a los operarios de mudanza que sí envía a otros lugares. En el caso de no haber podido enviarlos por la situación actual, donde han pasado 40 años hubieran podido pasar 40,5 o 41 años, pero no restar tiempo a la Justicia tan necesaria y demandada por los ciudadanos en estos tiempos así como tampoco utilizar a los funcionarios para menesteres que no son de su competencia.

Publicidad i

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR