La empresa Vicky Foods crece y acelera su expansión internacional en 2020

La empresa Vicky Foods crece y acelera su expansión internacional en 2020

Por
1815

El grupo de alimentación supera los 376 millones de facturación y un volumen de producción en más de 175.000 toneladas.  En el mercado internacional ha logrado una facturación superior a los 78 millones de euros, lo que representa una subida en su cifra de negocio del 18%. El grupo superó también sus inversiones anuales que han alcanzado los 39,1 millones destinados a mejoras de infraestructuras, tecnología e innovación. Como parte de su compromiso con la sostenibilidad, Vicky Foods ha anunciado el cambio a envases biodegradables de todos los packagings de su marca Dulcesol.

Vicky Foods ha cerrado el 2020 con una facturación global de 376 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento del 6,5% respecto al mismo periodo de 2019. En un año caracterizado por la excepcionalidad, el grupo referente en el sector de la alimentación ha aumentado también su nivel de producción con más de 175.000 toneladas de productos que han llegado a 80.000 puntos de venta solo en España. Las cifras del ejercicio 2020 se han visto impulsadas por los avances en tres palancas clave: internacionalización, innovación y sostenibilidad, ejes que continuarán marcando la estrategia de la compañía los próximos años.

El grupo de alimentación, que cuenta con un porfolio de más de 350 productos a través de sus marcas Dulcesol, Be Plus y Hermanos Juan, se ha mantenido como la primera empresa en volumen del sector de pastelería y bollería en España. Por categorías, dentro de la bollería destacan las familias de magdalenas, seguidas de las de croissants y pastelitos de plancha de bizcocho. Por su parte, el pan ha vivido un año de crecimiento con un 40% más de producción, especialmente en pan de molde y pan de burger, y una facturación que supera los 96 millones de euros. Por último, su marca de alimentación saludable, Be Plus, ha permanecido estable a lo largo del ejercicio y Hermanos Juan, la gama de bollería y pan congelados para hostelería y el canal alimentación, ha experimentado una subida del 9% en volumen.

Rafael Juan, consejero delegado de Vicky Foods ha afirmado que ''2020 ha sido un año complejo para todos. El sector de la alimentación se ha visto impactado por la pandemia, con un aumento de la demanda que ha puesto a prueba a toda la cadena de suministro. En Vicky Foods, gracias al esfuerzo de nuestros equipos, red logística, proveedores y clientes, nos pudimos adaptar rápidamente y mantener nuestra actividad, apoyándonos en tres palancas de crecimiento: la internacionalización, aprovechando la buena imagen de nuestros productos en el exterior; la innovación, para anticiparnos y poder satisfacer las nuevas necesidades de los consumidores; y la sostenibilidad, para devolver a la sociedad lo que nos aporta y minimizar nuestro impacto ambiental''.?

Mercado exterior, principal motor de crecimiento

Pese al escenario de incertidumbre, Vicky Foods ha afianzado su presencia internacional con una facturación que ha superado los 78 millones de euros, un 18% más frente al año anterior. Así, de los ingresos obtenidos, cerca del 21% corresponden al mercado exterior. Por países, han despuntado cinco mercados: Francia, Portugal, Argelia, Reino Unido e Italia, en los que los productos de panadería son los que más han crecido.  

De cara a los próximos años su plan de crecimiento pasa por continuar con su plan de expansión potenciando los países estratégicos en los que está presente como Portugal, Francia, Italia, Argelia, Reino Unido y Marruecos, y abriendo nuevos mercados ligados a tendencias de consumo saludables e innovadoras.  


Más de 75 millones en inversiones hasta el 2022

Las inversiones del grupo en 2020, más de 39 millones de euros, han ido destinadas a mejoras en procedimientos y procesos, a infraestructuras, como las nuevas tres líneas de producción de pan, y al desarrollo de nuevas propuestas. De hecho, más del 10% de sus ventas proceden de productos creados en los dos últimos años.

En 2020, el Centro de Innovación de Vicky Foods ha llevado a cabo investigaciones en el ámbito de la salud, apostando por la constante mejora del perfil nutricional de sus productos; de la innovación tecnológica, potenciando la digitalización de la compañía, concretamente en la industria 4.0; y la sostenibilidad, con el foco en los envases y embalajes. Uno de sus grandes hitos ha sido el anuncio de que su marca Dulcesol está cambiando a envases biodegradables todas sus líneas de producto. Más de la mitad de los ya cuentan con este innovador packaging. El proyecto se espera que afecte a unos 150 millones de paquetes y estará disponible en su totalidad en junio.

En el periodo 2021-2022, se invertirán 75 millones de euros para la incorporación de maquinaria de última generación, infraestructuras, procesos de desarrollo industrial y proyectos de I+D+i.

Sostenibilidad orientada al medio ambiente y la sociedad

A lo largo del pasado año, Vicky  Foods ha continuado avanzando en la integración de la sostenibilidad en su gestión empresarial. Como parte de su compromiso con la sociedad, la compañía presentó la Fundación Vicky Foods con la que busca fomentar la innovación, el emprendimiento e iniciativas relacionadas con la formación y el aprendizaje.  

En el área medioambiental, dentro de su plan para la mejora de la eficiencia energética, el grupo ha instalado un sistema fotovoltaico de autoconsumo en su granja ovoproductora y dos delegaciones, que tiene una capacidad de generación de 258 kWh/anuales y reducirá el nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera en cerca de 79 toneladas. El objetivo del proyecto para 2021 es ampliar la instalación de paneles solares en cuatro de sus delegaciones, así como en una de sus plantas de producción.
 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR