La Guardia Civil de Gandia destapa una estafa a nivel internacional

La Guardia Civil de Gandia destapa una estafa a nivel internacional

Por
2239

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Gandia  ha destapado un delito de estafa informática a través de intrusión de teléfonos móviles por información obtenida en redes sociales a nivel internacional. Se ha detenido a dos personas argentinas en el marco de la operación ''Mikus'' por delitos de estafa informática, contra la intimidad y revelación de secretos, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales. Estas personas estafaban a sus victimas mediante el uso de malware de acceso remoto a través de su móvil  y accediendo a sus contraseñas bancarias.

En el marco de la explotación de la ''Operación Mikus'', llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Gandia se ha detenido en Barcelona a dos personas como autoras de los delitos de estafa informática; falsedad documental; daños informáticos; contra la intimidad y revelación de secretos; pertenencia a organización criminal; y blanqueo de capitales.

Fruto de una laboriosa investigación destapada porla Guardia Civil de Gandia, se ha logrado desarticular una estructura estable en España de una organización criminal internacional dedicada a la intrusión en terminales telefónicos móviles, mediante el uso de malware de acceso remoto que lograban infectar los móviles de sus víctimas, a través de información obtenida en redes sociales,  activando de forma remota los servicios de banca online, secuestrando las sesiones y tras la obtención de las contraseñas bancarias, efectuar importantes desplazamientos patrimoniales de las victimas mediante transferencias, prestamos, etc. que eran ingresadas en cuentas de entidades de dinero electrónico de diferentes países, donde de forma inmediata se transformaban en criptomonedas,  soportan pocos controles para la realización de ese tipo de transacciones y poseen un gran poder de anonimato, sin apenas arbitraje de instituciones financiera, etc.

Las diligencias han sido entregadas al juzgado de  número 2 de Barcelona.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR