Medio millar de personas sin hogar hacen uso de Cáritas Gandia durante 2020

Medio millar de personas sin hogar hacen uso de Cáritas Gandia durante 2020

Por

Debido a la covid-19, los espacios se han reconvertido para generar nuevas oportunidades de atención manteniendo un servicio de calidad y con garantías de seguridad y protección frente al coronavirus. Durante el año pasado, un total de 432 personas sin hogar uutilziaron los servicios de Cáritas Interparroquial Gandia. Desde el CAI se ha mantenido la oferta residencial y se ha ofrecido todo el abanico de servicios para personas vulnerables o en situación de riesgo y exclusión desde un nuevo Centro de Día ubicado en la calle Gutiérrez Mas  (Antic Vicaris) en Gandia.

El Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Interparroquial de Gandia durante el año 2020 ha tenido que adaptarse a la situación de excepcionalidad sanitaria provocada por la Covid-19.

En este sentido, tal y como ha explicado el director de Cáritas Gandia, Francisco Carrió, ''para el Centro de Atención Integral San Francesc de Borja (CAI) ha supuesto todo un desafío. Los espacios se han reconvertido para generar nuevas oportunidades de atención manteniendo un servicio de calidad y con garantías de seguridad y protección frente al coronavirus''.

Desde el CAI se ha mantenido la oferta residencial (con el total de 14 camas) y dos viviendas de autonomía con 6 plazas (3 para hombres y 3 para mujeres) y hemos ofrecido todo el abanico de servicios para personas vulnerables o en situación de riesgo y exclusión desde un nuevo Centro de Día ubicado en la calle Gutiérrez Mas en Gandia.

Durante el confinamiento de servicio de comedor se organizaba desde el CAI y se trasladaba en bolsas individuales en la furgoneta de Cáritas por los distintos parques e infraviviendas de la ciudad. A partir del 1 de junio desde el Centro de Gutiérrez Mas (Antic Carrer Vicaris) se centralizan los servicios: duchas, lavandería y ropero. Poco a poco se suman otros servicios como peluquería, atención sicológica y orientación laboral. También se empiezan a repartir en este centro los lotes de comida.

Txema Puente, coordinador del área de Personas sin Hogar explica que dentro del programa Personas sin Hogar, durante 2020, se ha atendido a 432 personas a través de las 4 áreas de trabajo: el equipo de calle, el Centro de Día, la residencia temporal -CAI-, y viviendas de autonomía.

Del total de personas atendidas, una media de 50 viven en la calle o en infraviviendas; 350 han hecho uso del Centro de Día y 32 han residido temporalmente en el CAI.

El equipo de calle encargado de atender a las 50 personas que viven en la calle o en infraviviendas ha ofrecido atención de alimentos, ropa y medicamentos.


De estas 50 personas, un 15% son mujeres y un 46% españoles. Además, ninguno de ellos recibe prestación económica alguna.

El 11% tiene entre 25 y 35 años; el 38% entre 35 y 45 años; el 42% entre 45 y 65 años y el 3,8% tiene más de 65 años.

Los motivos que les lleva a vivir en la calle son: enfermedades mentales, problemas familiares y adicciones



En el Centro de Día, ubicado en la calle Gutiérrez Mas, desde el pasado 1 de junio, un total de 350 personas han hecho uso de los servicios de este centro.

De enero a marzo, antes de la pandemiaLos servicios ofrecidos en el CENTRO ATENCIÓN INTEGRAL han sido: 893 desayunos; 1.514 comidas; 1.135 meriendas; 781 duchas; 192 lavandería; 102 ropero y 249 consignas.

De marzo a diciembre (durante la pandemia), se entregaron 9.151 lotes de alimentación; se ha hecho uso del ropero en 203 ocasiones; 738 duchas; 507 servicios de lavandería y 42 de peluquería.


En cuanto al Centro de Atención Integral-CAI, un total de 32 personas han residido de manera temporal en este centro (25 hombres y 7 mujeres), donde han estado acompañadas en un itinerario individual de inserción. Durante el confinamiento no podía entrar nadie nuevo así que el número de residentes disminuye respecto a años anteriores.


La estancia media en el centro ha sido de 260 días en el caso de los hombres y 187 en el caso de las mujeres.
Gracias al itinerario de inserción, 2 personas sin hogar han conseguido empleo; 12 de ellas han completado la intervención; 2 se han derivado a viviendas de autonomía y 3 abandonaron el centro de manera voluntaria.


Carrió ha concluido afirmando que ''el proyecto de intervención de Cáritas Gandia sigue basando su objetivo en promover la inserción de las personas más desfavorecidas ofreciendo una intervención integral que parte de la acogida y finaliza en un proceso de inserción sociolaboral, que permita el desarrollo de su autonomía, la adquisición de hábitos y el desarrollo o mejora de competencias básicas que les permitan desarrollarse de manera más saludable''.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR