Un hombre mata a otro con una barra de hierro en la playa de Gandia

Un hombre mata a otro con una barra de hierro en la playa de Gandia

Por
12051

La víctima, de unos 40 años, quedó tendida sobre el césped de un parque de la urbanización Kentucky de la playa de Gandia. La Policía Nacional busca al homicida.

No eran las nueve de la noche cuando se ha producido una riña entre dos hombres que residen de okupas en diversos chalés de la urbanización Kentucky de la playa de Gandia, junto a la carretera Nazaret-Oliva.

Los dos hombres se enzarzaron en una violenta discusión llegando uno de ellos a golpear al otro con una barra de hierro. El herido trató de defenderse con un palo de madera que cogió del parque pero el agresor continuó asestándole golpes en el cráneo con la barra de hierro hasta que cayó desplomado sobre el césped.
El homicida soltó la barra de hierro y se marchó andando con cierta prisa y perdiéndose entre las calles de la urbanización Kentucky de la playa. Una vecina vio el cuerpo sin vida tendido sobre el parque y avisó a un vecino para que alertara a la Policía.

A la llegada de la Policía Nacional y los sanitarios, éstos no pudieron hacer nada por salvarle dado que las heridas le habían destruido por completo el cráneo lo que le supuso la muerte prácticamente en el acto. 

Diversas patrullas de la Policía Nacional adscritas a la Comisaría de Gandia iniciaron una batida por todas las calles de la urbanización Kentucky en busca de un hombre con las características que había descrito una testigo de la huida. Pasadas las diez de la noche la comisión judicial procedía a ordenar el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal (IML) de València.
La reyerta mortal ha tenido lugar en una zona de chalés okupada y que ha sido motivo de quejas vecinales tal y como les hemos contado en Cope Gandia desde hace años. Son viviendas unifamiliares propiedad de bancos donde residen multitud de okupas entremezcladas con chalés de vecinos de esta zona de la playa gandiense.

Agentes de la Policía Científica examinaban cada palmo del parque y se localizó el arma homicida, una barra de hierro con restos de sangre que se han llevado los agentes para examinar.
La Policía Nacional seguía buscando pasadas las once de la noche al autor del crimen sin que, por el momento, haya sido localizado.
La víctima, un hombre lituano de unos 40 años residía de okupa junto a su mujer quien le esperaba en casa después de haber ido al supermercado.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR