Avisan de la libertad de un condenado por abuso sexual en la Safor

Avisan de la libertad de un condenado por abuso sexual en la Safor

Por
2530

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la Safor están sobre aviso de la puesta en libertad durante seis días, a contar desde ayer tarde, de un preso condenado por abuso sexual a su hijastra.

En las bases de datos está el aviso y así lo han recibido los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en la comarca de la Safor. La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Antonio Asunción-Valencia II de Picassent elevó en su día al juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 5 de la Comunitat Valenciana la petición de permiso de salida para un gandiense encarcelado por abusos sexuales. El permiso de salida del reo le ha sido concedido y le permite estar seis días en libertad.

Desde ayer tarde está en la comarca y, aunque la sentencia le obliga a no contactar ni tan siquiera visualmente con su hijastra hasta 2027, los familiares de la menor que fue agredida sexualmente temen que lo incumpla.

Como publicó Cope Gandia, Nicolás M. R. fue condenado como autor de un delito continuado de abuso sexual a una menor, en este caso en la personita de su hijastra, la hija de la que fue su pareja. Sentenciado y condenado por diversos juzgados, recurrió y el Tribunal Supremo ratificó la condena.

Hasta 2027 no puede acercarse a menos de 300 metros de la menor ni tampoco al lugar donde vive la niña, ni a su lugar de trabajo cuando comience a trabajar ni tampoco a los lugares que frecuente la joven.  Además, no puede comunicarse con la víctima de su abuso sexual por cualquier medio de comunicación, medio informático o telemático. Nada de redes sociales ni whatsApp. Tampoco puede, hasta 2027, contactar con la niña por escrito, verbal o visualmente.


El condenado, según recoge la sentencia, con ánimo libidinoso, por las noches, se acercaba a la cama donde dormía la menor, y le realizaba tocamientos hasta que ella se despertaba y él se marchaba. En otras ocasiones, aprovechando que su esposa no estaba en casa y se quedaba a solas con los menores, llevaba a la niña al salón y le realizaba tocamientos. El condenado se bajaba los pantalones y la ropa interior y se quedaba desnudo de cintura para abajo ante la niña, la tumbaba en el sofá y se ponía encima de ella con el pene erecto. Esto ocurría, normalmente, los fines de semana que era cuando estaba en casa con la menor.

Además la condena lleva la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido que conlleve contacto regular y directo con menores de edad por un tiempo de 8 años y seis meses, atendiendo a que Niko, cometió el delito de forma continuada y durante cierto tiempo. Además, fue condenado a indemnizar a la menor de la que abusó sexualmente con 30.000 euros.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR