El Instituto Cervantes recibe el legado de Brines para la Caja de las Letras

El Instituto Cervantes recibe el legado de Brines para la Caja de las Letras

Por


Oliva acogió el acto de entrega del legado que el poeta cedió para depositarlo en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes y cuya apertura tendrá lugar en 2032 coincidienco con el centenario de su nacimiento.

El Elca, la que fue residencia familiar del escritor, y actualmente de la Fundación que recibe su nombre, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, acompañado por la directora general del Libro, María José Gálvez, recibía el legado ''in memoriam'' del último Premio Cervantes, de manos de la presidenta de la Fundación Francisco Brines, Mariona Brines.

El legado de Brines es una donación póstuma que el autor preparó en vida. Se trata de su libro inédito ''Dios hecho viento'' que el Instituto Cervantes guardará a perpetuidad y el último destino será la nueva Biblioteca Patrimonial del organismo, situada en Alcalá de Henares (Madrid).

En homenaje al poeta premiado también depositaron un objeto especial, relacionado con Brines, la pintora y sobrina Mariona Brines y los escritores Fernando Delgado; Carlos Marzal; José Saborit; Lola Mascarell; Luisa Castro (directora del Instituto Cervantes de Burdeos); Martín López Vega; Vicente Gallego; y Àngels Gregori.

El homenaje a Brines, y la recepción de su legado, continuó con la lectura de poemas por parte de los escritores participantes; la directora de Cultura de la Instituto Cervantes, Raquel Caleya, depositó en la Caja de las Letras las primeras ediciones de ''Diario de un poeta recién casado'' de Juan Ramón Jiménez y ''Soledades'' de Antonio Machado, maestros y poetas predilectos de Francisco Brines; un libro de Felipe Benítez Reyes, dedicado a Brines, y uno del poeta Luis García Montero.




Al acto homenajee asistieron representantes institucionales, como el presidente de las Corts Valencianes, el olivense Enric Morera; el conseller de Cultura, Vicent Marzà; y la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga. La Corporación Municipal de Oliva, con el alcalde David González, el edil de Cultura, Julio Llorca, portavoces de los grupos políticos, y concejales olivenses así como miembros de la Fundación Francisco Brines, y los poetas y escritores más próximos a Brines.

El acto finalizó con la entrega a Mariona, como máxima representante de la Fundación Francisco Brines, de la clave de la caja 1.018 de la Caja de las Letras, donde se guardará este legado del hijo predilecto de Oliva.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR