Oliva pide a la CHJ que soluciones las inundaciones en la Gallinera

Oliva pide a la CHJ que soluciones las inundaciones en la Gallinera

Por

Paralizado desde 2014. Así está el proyecto de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para dar una solución a Oliva e incorporar la presa de la rambla de la Gallinera al nuevo plan de gestión de riesgos por inundación. Hace tres meses el Gobierno de España respondió lo mismo al PP en el Congreso de los Diputados.

Las reuniones técnicas bilaterales entre la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y el Ayuntamiento de Oliva se retoman para buscar una solución que permita paliar los efectos de inundabilidad ante las fuertes precipitaciones que asolan la ciudad de Oliva año tras año. Y, coordinadamente desde las distintas concejalías implicadas, luchar por la construcción de la presa de la Gallinera, infraestructura básica dentro del plan de prevención de riesgos de innundabilidad.


La vicealcaldesa y edila de Hacienda del Ayuntamiento de Oliva, Ana Morell y el edil de Planeamiento Urbanístico, Miguel Monzonís han retomado las reuniones con los técnicos administrativos de la CHJ, después de años sin tramitaciones ni ninguna actuación al respeto.

En estas primeras reuniones se ha planteado la situación de urgencia que vive la ciudad de los Centelles, bloqueadas sus áreas de proyección y expansión en los polígonos 4 y 17. Los dos dirigentes olivenses han exigido una solución técnica alternativa a la prevista ya en 2014 que consistía en la construcción de una presa de laminado en la rambla de la Gallinera, entre Oliva y l'Atzúbia y que por la porosidad del suelo donde iba a ubicarse, se decidió cancelar la ejecución del proyecto. Los técnicos de la CHJ han valorado otras altrenatives técnicas a la construcción de la presa, y re-estudiar el proyecto con nuevas técnicas de construcción para este tipo de suelo.


De hecho, el Gobierno de España respondió al Ayuntamiento de Oliva que todas las actuaciones contempladas en el proyecto para prevenir las inundaciones en los caudales de la Gallinera y el río Alfadalí están acabadas desde hace años pero queda pendiente de construir la presa de laminado, las obras de la cual se suspendieron en diciembre de 2014, cuando se estaban realizando las excavaciones para asentar la base del muro de hormigón que serviría para retener las aguas provenidas de la Gallinera, debido a las características del suelo que hacía inviable este proyecto tal cual se había planteado.

Según el documento oficial por el cual se detuvo la construcción de la presa, el Gobierno de España apuntaba que la paralización venía motivada ''por las necesidades de revisar la viabilidad del proyecto de la presa, a la vista de la geotécnia resultando en la cimentación prevista''.


Morell ha trasladado a los representantes de la CHJ, el comisario del proyecto, Marc Garcia y el director Técnico, Diego Irles, y del Ministerio de Transición Ecológica, promotor de esta actuación que ''con la voluntad política y la colaboración de las administraciones públicas será más fácil y rápido construir una presa que mejorará las condiciones de vida de los vecinos y vecinas de nuestra ciudad que viven en la zona y sus alrededores''.

Por su parte, Miguel Monzonís, ha manifestado su esperanza de poder cumplir en una de las prioridades del departamento que dirige, pues ''para el Planeamiento Urbanístico de Oliva es fundamental asegurar la zona de los nuevos polígonos, protegernos del alto riesgo de inundabilidad en esta ubicación para poder dotarla de nuevas proyecciones de expansión territorial y hacer de esta parte de nuestra ciudad una nueva área industrial de referencia para atraer a empresas que quieran instalarse en un punto estratégico y competitivo como es Oliva''.

La respuesta es la misma que el pasado marzo el Gobierno de España sdo al diputado nacional Óscar Gamazo cuando preguntó por la situación.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR