Tres detenidos en Gandia por explotar laboralmente a ciudadanos polacos

Tres detenidos en Gandia por explotar laboralmente a ciudadanos polacos

Por

Las víctimas eran captadas en su país de origen, aprovechando su situación de vulnerabilidad, y una vez aquí las sometían a largas jornadas laborales a cambio de ínfimas cantidades de dinero
Una de las personas detenidas habría estafado un total de 60.000 euros a inversores de esa nacionalidad que querían hacer negocios en la comarca de La Safor

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandía a tres personas, un hombre y dos mujeres, de orígenes polaco y español, como presuntas autoras de los delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil y estafa. Además, a dos de ellos se les imputa también un delito contra los derechos de los trabajadores, tras al parecer captar a ciudadanos polacos en su país de origen y, una vez aquí, explotarlos laboralmente.
Las investigaciones por parte de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Gandía comenzaron tras tener conocimiento de que unos ciudadanos de nacionalidad polaca podrían estar siendo sometidos a unas condiciones laborales no ajustadas a derecho. 
Los agentes averiguaron que los trabajadores eran captados en su propio país, aprovechando su situación de vulnerabilidad, y una vez en España presuntamente eran sometidos a largas jornadas de trabajo, en ocasiones más de diez horas diarias, a cambio de ínfimas cantidades de dinero. Además, si por cualquier motivo no acudían a trabajar, al parecer eran sancionados.  Las pesquisas policiales han permitido averiguar que, además, el varón ahora detenido, con la colaboración de otras dos personas, también se dedicaría a la comisión de otras tipologías delictivas. Al parecer, localizaba a inversores polacos interesados en hacer negocios en la comarca de La Safor con el objetivo de estafarles. 
Una estafa de más de 60.000 euros
Así habría logrado que los inversores comprasen cinco inmuebles, tres de ellos en Gandía y dos en Oliva, alquilándolos el sospechoso posteriormente suplantando la identidad de estos. Además, al parecer, el detenido para no dejar rastro del dinero, usaba las cuentas bancarias de otros ciudadanos polacos en los que él figuraba como persona autorizada y de esta manera estafar alrededor de 60.000 euros. El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, mientras que las dos arrestadas han sido puestas en libertad una vez oídas en declaración, tras ser advertidas de la obligación legal de comparecer ante la autoridad judicial. 
Las investigaciones continúan abiertas para el total esclarecimiento de los hechos. 


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR