Bellreguard repara y rehabilita el reloj de San Miguel

Bellreguard repara y rehabilita el reloj de San Miguel

Por

Los trabajos, con un coste de 1.851 euros, han incluido la restauración de dos de las esferas y una de las agujas, trabajos de pintura y cambio de la iluminación

El reloj del campanario de la iglesia de San Miguel vuelve a lucir en todo su esplendor original, gracias las tareas de reparación y rehabilitación que se acaban de llevar a cabo. Unos trabajos encomendados por la Concejalía de Patrimonio que dirige el alcalde, Àlex Ruiz, y que han supuesto una inversión de 1.851,30 euros.
Hacía décadas que no se invertía en la puesta a punto del reloj público situado en el campanario de la iglesia de San Miguel. Dos de las cuatro esferas estaban deterioradas y una de las agujas estaba suelta y presentaba riesgo de caer. De la intervención se ha encargado un experto relojero como Francisco Gómez Jiménez, de Rafelbunyol, quien ha realizado la revisión y puesta a punto del reloj y todo su sistema de funcionamiento, incluido el mecanismo que produce el sonido de las campanas que dan los cuartos y las horas.
Los trabajos han incluido, además, la reparación de las dos esferas deterioradas y una de las agujas del reloj, así como la restauración de la pintura de los números de las horas, y el cambio de la iluminación nocturna de las esferas en tecnología LED.
Las dimensiones del reloj son llamativas: el mecanismo incluye dos campanas que dan las horas (la más grande, que pesa 500 kg) y los quiarts (300 kg). Por otra parte, las esferas del reloj tienen un diámetro de metro y medio.
El alcalde, Àlex Ruiz, ha agradecido el interés y colaboración mostrados por el vecino Fernando Fornet 'para llevar a cabo esta actuación para poner a punto el reloj público que preside las horas en Bellreguard'.
Un apunte histórico
También ha contribuido a hacer realidad esta rehabilitación toda la información recabados por Paco Muñoz, jefe de los servicios municipales del Ayuntamiento y estudioso de la historia local. El reloj mecánico del campanario de San Miguel fue adquirido en 1947 por el Ayuntamiento, siendo alcalde Ernesto Orts Pellicer, a Manufacturas Blasco de Relojes Públicos de Tarragona, como así consta en el libro de actas correspondiente al Archivo Municipal .
Entonces se decidió instalarlo en el campanario de la iglesia. El 15 de abril de 1946, según consta en el libro de actas municipal, se pronunciaron por el alcalde estas palabras: '... y també el conveniente que sería para la población en general, lo que Fuera colocada en la Torre de la nueva Iglesia Parroquial un reloj público '.
Su coste fue en ese momento de 109.792,60 pesetas, y se pagó en 10 anualidades, a razón de 10.979,26 céntimos, entre 1947 y 1956
José Blasco fue el relojero encargado de su instalación, siendo mosén Josep Silvestre Monzó el rector de la iglesia.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR