Absuelto de agredir sexualmente a una joven de 20 años en Gandia

Absuelto de agredir sexualmente a una joven de 20 años en Gandia

Por
1901

Fue en enero cuando Cope Gandia publicó la noticia de la detención de un hombre acusado de agredir sexualmente a una joven de 20 años. La chica, que presenta una discapacidad del 65 por ciento, denunció los hechos y motivó el arresto del acusado.

A principios de este año, un hombre era detenido por la Policía Nacional en Gandia bajo la acusación de haber agredido sexualmente a una joven de 20 años de edad. Tal y como avanzó Cope Gandia en su día, las diligencias practicadas hasta ese momento en sede judicial, estaban abiertas por un supuesto delito de agresión sexual, y no se desprendían datos concluyentes sobre los hechos ocurridos, por lo que se iban a practicar más diligencias encaminadas a su total esclarecimiento.

El detenido, tras prestar declaración (ver noticia de enero), quedaba en libertad con la medida cautelar de prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima mientras duren las investigaciones.

Tras celebrarse el juicio el acusado aportó las conversaciones que había mantenido con la joven, así como las fotografías que, debido a su discapacidad, magnificó y le creó desasosiego. En ellas se pudo comprobar que la joven llegó a pedirle dinero al acusado.


Así pues, ha quedado probado que entre los días 25 y 27 de diciembre de 2020, el acusado a través de una aplicación de mensajería mantuvo conversaciones con la chica y en el trascurso de las mismas, con ánimo de atemorizarla, le dijo que si no mantenía relaciones con él publicaría unas fotos de carácter íntimo que él tenía, causando una situación de desasosiego en la joven.


Una vez la defensa del acusado aportó las pruebas de las conversaciones y cómo la joven le pedía dinero a cambio de sexo, decaía la acusación de agresión sexual siendo absuelto de la misma, si bien el juez lo ha condenado -y él lo ha aceptado- por un delito de amenazas.


La sentencia, que es firme, condena a este hombre por un delito de amenazas a ocho meses de cárcel y el juez también le impone durante 16 meses una orden de alejamiento de 300 metros así como comunicarse con la chica.


Por último, se acuerda suspender el cumplimiento de los ocho meses de cárcel condicionado a que no delinca en el plazo de tres años, que abone la multa de 480 euros y que realice un programa facultativo de educación sexual y de no discriminación.






TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR