Acepta 4 años de cárcel el funcionario de Gandia que se quedó 1,2 millones

Acepta 4 años de cárcel el funcionario de Gandia que se quedó 1,2 millones

Por
4769

Los hechos ocurrieron durante años y fueron detectados en 2017. El condenado nada más ser descubierto reintegró 400.000 euros y tiene pendiente la devolución de 800.000 euros. Tras aceptar la condena, próximamente le será notificado el día de ingreso en prisión tras el juicio celebrado durante la mañana de ayer en la Audiencia de València.

Ha sido una sentencia por conformidad y tras dictarse "in voce" es firme. La Audiencia de València se pronunciaba durante la mañana de ayer en una sentencia donde condena a un funcionario del Ayuntamiento de Gandia a cuatro años de cárcel y diez de inhabilitación además de quedarse sus bienes porque aún debe 816.000 euros del 1,2 millones que se apropió en virtud del cargo que desempeñaba en el consistorio de la capital de la Safor. Durante décadas no ingresó las tasas que cobraba por la gestión de los nichos del cementerio municipal gandiense. 


Como publicó Cope Gandia todo se descubrió en junio de 2017 por parte de inspectores del Ayuntamiento de Gandia a quienes les habían llegado denuncias de usuarios sobre un posible desfalco en la gestión del camposanto municipal. Una vez descubierto el funcionario reconoció de inmediato los hechos y devolvió unos 400.000 euros al tiempo que era apartado inmediatamente de su puesto. Tras la oportuna investigación reservada y ya con los resultados del arqueo de caja y los informes de la Tesorería Municipal el Ayuntamiento de Gandia cursó denuncia en el juzgado. Nada más saberse del hecho, el funcionario solicitó por edad la jubilación y ya no volvió a ejercer. 

El acusado, ahora ya condenado, admitió ayer en sala haber sustraído los dineros. Ello comporta una rebaja sustancial de la pena así como parte de la reparación del daño causado aunque todo ello no le libra de la pena y, en breve, se le comunicará por parte del juzgado la fecha y hora en la que deberá ingresar de forma voluntaria en la prisión Antonio Asunción-València II de Picassent. Advertido eso sí que, caso de no presentarse sería conducido por la fuerza actuante para el cumplimiento de la sentencia. 

Como el funcionario carece de antecedentes penales y dado que la pena es superior a dos años su ingreso en prisión es inevitable. No obstante y según las previsiones estará como mínimo un año recluido y después superado un tercio de la pena podrá comenzar a disfrutar de beneficios penitenciarios, entre ellos acudir solo a dormir de lunes a viernes. Con respecto a los 10 años de inhabilitación esta condena no le afectará porque cuando se descubrió el delito el acusado adelantó su jubilación dado que estaba próxima. 

Así las cosas, ha quedado acreditado que el funcionario condenado estuvo durante años, sin que se pueda establecer desde cuándo, no tramitó las cartas de pago de la adjudicación de nichos y demás servicios funerarios apropiándose de dicho dinero que no ingresaba en las arcas municipales hasta que fue descubierto en 2017 llegando a embolsarse 1,2 millones de euros. Tras ser descubierto y reconocer ese mismo día lo ocurrido devolvió unos 400.000 euros quedando pendiente de reintegro unos 800.000 euros los cuales para hacer frente a la devolución de los mismos ha puesto a disposición del Ayuntamiento de Gandia una serie de propiedades que posee en Gandia y en Xeresa si bien todo apunta a que no será suficiente para cubrir el desfalco producido en las arcas municipales.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR