Absuelto de intentar matar a su abuelo en Oliva por su enfermedad mental

Absuelto de intentar matar a su abuelo en Oliva por su enfermedad mental

Por

La Audiencia de València ha absuelto al vecino de Oliva que el 23 de febrero de 2019 apuñaló a su abuelo de 80 años en su casa. El nieto, ha sido condenado a 20 años de internamiento en un centro psiquiátrico porque es considerado como un enfermo peligroso para otras personas al sufrir una esquizofrenia paranoide que no tiene cura.

El acusado estaba en la cocina de la casa con su abuela pelando patatas con una navaja de 25 centímetros, d ellos cuales 11 eran de hoja, y se dirigió esgrimiendo dicha navaja al salón de la vivienda donde estaba sentado en una mecedora con una manta, su abuelo con la consiguiente merma de posibilidad de reacción.

Una vez ante su abuelo, y sin mediar palabra, el acusado con ánimo de acabar con la vida de su abuelo comenzó a asestarle navajazos en la cara y el cuello. El abuelo gritó ''socorro, socorro'' y se incorporó mientras intentaba cubrirse el cuello con una mano y repeler los otros navajazos que el acusado intentaba asestarle. Con la mano izquierda agarró a su nieto por la muñeca para que soltara la navaja. El acusado asió con fuerza la navaja estirando su mano hacia atrás con lo que amputó al abuelo las falanges de dos dedos. Ante los gritos del abuelo, su mujer acudió de la cocina al salón y al ver la escena abandonó rápidamente la vivienda.


Como consecuencia de la agresión, el abuelo recibió asistencia en el Hospital La Fe de València, por importe de 20.468 euros, cantidad que la Conselleria de Sanitat reclama al acusado.

El abuelo presentó denuncia y reclamó por lo ocurrido, si bien el 11 de junio de 2020, es decir poco más de un año después de lo ocurrido falleció, sin que haya sido posible localizar a sus herederos y sin que conste que estos se hayan subrogado en la acción civil que por estos hechos correspondía a la víctima.

El procesado padece una grave enfermedad mental del tipo psicótico de varios años de evolución, con un diagnóstico de esquizofrenia de tipo paranoide, siendo los hechos ocurridos consecuencia directa de su enfermedad. El pronóstico de dicha enfermedad es mano, en el sentido de que no es posible la curación de la misma, por lo que el procesado precisa tratamiento psiquiátrico de por vida, con recomendación médica de que lo reciba en centro cerrado adecuado a sus circunstancias, siendo pisquiátricamente considerado como un enfermo peligroso para otras personas.

La Guardia Civil detuvo el mismo día de los hechos al acusado que está privado de libertad desde ese día y en situación de prisión provisional desde el 26 de febrero de 2019. Desde el mismo momento en el que fue detenido manifestó espontáneamente su autoría y demostró estar arrepentido.

El tribunal tiene claro que lo ocurrido es constitutivo de un delito de asesinato de persona especialmente vulnerable, en grado de tentativa dado que la entidad de las lesiones, el lugar corporal afectado y las propias manifestaciones del detenido, evidencian la intencionalidad mortífera de su acción.

Por ello, la Audiencia de València absuelve al acusado del delito de asesinato intentado por eximente completa de enajenación mental y le impone el internamiento médico en un establecimiento adecuado por un tiempo máximo de 20 años, revisable cada seis meses. Además deberá indemnizar a la Conselleria de Sanitat con 20.468 euros y al pago de las costas judiciales.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR