Una fuga de amoniaco en el Puerto de Gandia deja tres intoxicados

Una fuga de amoniaco en el Puerto de Gandia deja tres intoxicados

Por

Uno de elos fue dado de alta tras ser atendido en el Puerto de Gandia por los servicios médicos, y los otros dos fueron trasladados de urgencia en un SAMU y una SVB escoltados por la Policía Local hasta el Hospital de Gandia.

Tal y como les avanzábamos ayer desde el lugar de los hechos y a través de las imágenes y vídeo en nuestra página de Facebook, tres personas tuvieron que recibir asistencia sanitaria tras una fuga de 150 litros de amoniaco. Se trata de dos trabajadores de la fábrica de hielo de la Cofradía de Pescadores del Grau de Gandia, que fueron trasladados en una ambulancia del SAMU y otra de SVB, mientras que un tercero, vecino del Grau, requirió asistencia in situ pero pudo marcharse tras ser valorado por los servicios médicos tras sufrir problemas leves al inhalar los gases tóxicos emanados. Los otros dos, fueron ingresados en el hospital Francesc de Borja de  Gandia.

Ocurrió pasadas las doce del mediodía de ayer cuando, por causas que se investigan, se producía una fuga de amoniaco en la sala de máquinas de la fábrica de hielo, quedando -por los gases tóxicos- atrapados dos trabajadores. Uno de ellos consiguió dar la voz de alarma y rápidamente se activaba la alerta movilizando a Bomberos, Policía Nacional, Policía Local, Sanitarios y Policía Portuaria. Los especialistas de los Bomberos ante estas situaciones críticas lograron rescatar al trabajador atrapado que resultó muy afectado por la inhalación del gas tóxico, teniendo que ser intubado y trasladado de urgencia por un SAMU escoltado por la Policía Local.

La Policía Nacional cortaba los accesos al Puerto por la zona de la Aduana y calle Levante, mientras que la Policía Local cerraba al tráfico los alrededores desde la plaza de la Mediterrànea hasta la avenida de la Pau, incluido el aparcamiento portuario.

Una patrulla de la Policía Local siguiendo las instrucciones del 112 y del PMA por megafonía alertaba de la emergencia ordenando a la gente el cierre de las ventanas de los domicilios y que se quedaran en sus viviendas ante la posibilidad que la nube tóxica alcanzara la zona. Muchos acataron las órdenes mientras otros, por el contrario, seguían tomando el aperitivo en las terrazas de los bares mientras escuchaban la alerta policial. Se desalojaron también algunos locales próximos a la Lonja del Puerto de Gandia por prevención.

La situación no fue a mayores gracias al viento de poniente que soplaba en ese momento y que arrastró la nube tóxica hacia el mar y no hacia la zona poblada del Grau de Gandia, lo que hubiese empeorado la situación, sobre todo por ser día festivo con gran afluencia de público por las calles del Grau y playa debido a las excelentes temperaturas.

 A las 14.02 horas, se daba por concluida la alerta al haberse sellado la fuga y los medidores del aire dar la cifra de 0,0 en cuanto a materias tóxicas, por lo que todo volvió a la normalidad.
Hasta el lugar de los hechos, y en el PMA en el puente de Sant Nicolau acudían el alcalde de Gandia, José Manuel Prieto; el presidente del distrito grauero Miguel Ángel Picornell quienes coordinaban tareas junto con el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, Domingo Ciurana, además de responsables policiales, sanitarios, de la Autoridad Portuaria de València y de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana,

El alcalde de Gandia agradeció la rápida actuación y la excelente coordinación de los servicios implicados en la emergencia.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR