Detenido en Gandia al pedir 100 euros al dueño de la casa donde había robado

Detenido en Gandia al pedir 100 euros al dueño de la casa donde había robado

Por
1202

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres por cometer cuatro robos en establecimientos y un quinto en una vivienda. Uno de los sospechosos llevaba el rostro cubierto pero los agentes lo han localizado gracias a que mostraba una característica significativa. E incluso llamaron por teléfono a la víctima del robo de la vivienda pidiéndole 100 euros si quería información sobre dónde estaba lo robado.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido en la capital de la Safor a dos hombres, de 33 y 38 años, como  autores de varios delitos de robo con fuerza tras esclarecer cinco hechos delictivos. A uno de ellos se le imputan cuatro robos en establecimientos y al otro arrestado, además, un robo en interior de domicilio.  

Los investigaciones se iniciaron  a mediados de junio, cuando los agentes tuvieron conocimiento que un establecimiento comercial de Gandia  habría sufrido dos robos con el mismo modus operandi: fractura de la puerta del comercio para acceder a su interior y apoderarse de diversa maquinaria.

Además en el transcurso de las investigaciones policiales se produjeron otros dos robos con fuerza en la ciudad, que hicieron sospechar a los investigadores que podrían ser los mismos autores. En esta ocasión, dos hombres habrían acudido a un local con un vehículo y mientras uno saltaba al interior del recinto apoderándose de diversos efectos, el otro varón los recibía en el exterior.

Gracias a la grabación de las cámaras de seguridad de la zona, los agentes detectaron que uno de los sospechosos era el mismo pues, aunque llevaba el rostro cubierto, mostraba una característica significativa que los condujo a su identificación.

Los policías de la Comisaría de Gandia a mediados de septiembre  también conocieron otro hecho, en esta ocasión un robo con fuerza en interior de domicilio, que podría estar relacionado con los anteriores. Los ladrones habían fracturado  la ventana para acceder a la vivienda y apoderarse de dinero, entre otros efectos.  

Lo más curioso fue que un hombre se había puesto en contacto telefónico con el dueño de la propiedad para comunicarle que conocía el lugar donde se encontraban los objetos robados pidiéndole 100 euros a cambio de la información, accediendo este al intercambio. Una vez obtenidos los detalles del robo pactaron que acudiría al domicilio del perjudicado un hombre al que le pagaría el dinero.

Los agentes averiguaron la identidad de la persona que habría recibido el dinero, que resultó desconocer los detalles del robo, pero permitió saber a los investigadores que la persona que había realizado la llamada telefónica era el autor del robo.

Gracias a las pesquisas policiales, los agentes han esclarecido los cinco robos y han detenido a dos personas, como autores de delitos de robos con fuerza. Los arrestados, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR