La Policía Local de Gandia sorprende a 2 motoristas en plena carrera ilegal

La Policía Local de Gandia sorprende a 2 motoristas en plena carrera ilegal

Por
1740

Las carreras ilegales se estaban realizando en el polígono de Benieto -Ciutat del Transport- con salida por la calle de la Exportació a la avenida de Alacant, por la AN-332 y el regreso por la calle de los Carrosers. En la huida, por multitud de calles de Gandia, uno de los jóvenes chocó contra un coche patrulla de la Policía Local y pudo ser identificado.

Una patrulla de la Policía Local de Gandia que estaba realizando tareas de vigilancia detectó cómo dos ciclomotores circulaban con las luces apagadas, a gran velocidad, haciendo carreras por el mismo recorrido, hasta tres veces, todo ello sin respetar las normas de circulación.

Al ser detectados se les dio el alto y los jóvenes, menores de edad, se dieron a la fuga en sus ciclomotores por diversas calles de la ciudad. Uno huyó por el recorrido de la carrera -que ya lo conocía- y el otro hacia la parte contraria.

En la fuga, el joven motorista tomó la calle Carrosers, por dentro del parking del Centro Comercial MYO, por Exportació a la avenida de Alacant, rotonda de la N-332 siguiendo la huída en dirección a Bellreguard. En esta rotonda hizo un giro prohibido a la izquierda que obligó a derrapar a un camión de 3.500 Kg para no colisionar contra la moto. El joven siguió sin parar hacia Bellreguard, por Ronda Nord y Corts Valencianes hasta llegar a un camino rural en dirección a Palmera.

Una vez aquí,  la Policía Local de Gandia le dio volvió a dar el alto y no hizo caso, incluso circulando el motorista en paralelo con los agentes, y para eludirlos de nuevo en la persecución cambió de sentido prohibido de la marcha realizando una maniobra temeraria, huyendo esta vez en dirección València. Unos metros más adelante cambió de sentido y se introdujo en un camino cortado con bloques de hormigón, perdiéndose al no poder seguir la persecución los agentes.

Concluida la persecución, unos agentes que estaban patrullando por la avenida de Benieto observaron al ciclomotor de la fuga circulando con las luces apagadas y a excesiva velocidad, por lo que le dieron el alto. El joven hizo caso omiso, cambió de carril y se metió en un concesionario de coches que hay en el polígono, momento en el que pasaban tres viandantes por la acera del aparcamiento, teniendo que apartarse para no ser atropellados.

El motorista, en sentido contrario, tomó la calle Teuán, avenida del Raval, y calle Safor siguiendo por Literato Azorín, Pellers, Rafelcofer, Llutxent, y Legionario Bernabeu donde intentó subirse a la acera, y al hacer un cambio brusco impactó con su rueda trasera contra el coche patrulla de la Policía Local de Gandia, cayendo al suelo el motorista.

Los policías acudieron en su auxilio, señalando el menor que se había hecho daño en la rodilla y tobillo, por lo que se solicitó una ambulancia. Al ser preguntado por el otro compañero de carreras ilegales, éste les explicó que vive en Palmera.

Al practicarle la prueba de alcohol y drogas al menor accidentado éste dio resultado negativo, mientras que el ciclomotor quedó a disposición judicial tras ser retirado por la grúa municipal. El otro joven implicado en la carrera acudió, de forma voluntaria, al polígono donde estaban realizando las carreras ilegales siendo identificado por la Policía Local y se avisó a su padre de lo sucedido.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR