No a les retallades

No a les retallades

Por Cristina Moreno
22/11/2019


Pasados ya meses desde las elecciones de abril, y sin un futuro claro tras las elecciones hace un par de semanas del 10N, la sensación de inestabilidad y la desaceleración que sufrimos al no tener un Gobierno central estable que marque las pautas de un País como España las vamos a sufrir todos los valencianos como siempre que la izquierda dirige nuestra economía.  Predicar es muy fácil, a todos nos gusta oír bondades pero lo realmente difícil es poner en práctica toda la oratoria que se predica pero que luego no llega a activar nuestra economía, más bien lo contrario.

La dicotomía en el comportamiento de los sectores servicios e industria para afrontar la incertidumbre sobre el futuro de la economía y la falta de gestión  con un presupuesto prorrogado, y según la Ministra de Economía  y Empresa, Nadia Calviño, no percibe preocupación por las cuentas públicas, y según Pedro Sánchez su objetivo desde el principio ha sido reducir el déficit y la deuda pública rápidamente y sin embargo el presupuesto debe incluir una rebaja del 2?2% en la previsión del crecimiento para el 2020. Pues bien, La Generalitat Valenciana desvía la atención sobre los recortes exigidos por el Gobierno central que vamos a padecer todos para que se liberen los Fondos de Liquidez Autonómica (FLA), y por otra parte el Sr. Puig reclama a Madrid una financiación justa para la Comunidad Valenciana que no llega ni va a llegar, porque como ya he dicho antes, predicar es muy fácil.

De momento, los recortes del Consell ya son palpables, están causando un deterioro en varias consellerias, una de ellas es Educación que sufrirá un recorte del 30%, afectando a los colegios del Pla Edificant, dedicado a la construcción  o reparación de colegios.  Es decir, que posiblemente unos 225 colegios se verán afectados por los recortes y el Plan se quedará este año sin ejecutarse.

Estos recortes también afectan a Sanidad, y la Comunidad Valenciana es una de las tres más perjudicada de España, con los peores servicios, y con unos recortes muy importantes, que se traducen en largas listas de espera para los pacientes y un déficit de profesionales que padecemos en la Safor, que debería incrementar el personal sanitario en 150 personas y en concreto enfermería para igualarnos a otras poblaciones y a esto se le suma que, a fecha de hoy, no se han producido los cambios que se anunciaron en marzo con el plan de refuerzos y que con los recortes tampoco se producirán.

Otro ejemplo claro son las residencias tanto de mayores como de menores llevan sin cobrar y han sufrido una serie de recortes e impagos que han supuesto el cierre de entidades y asociaciones, y la deuda de cuatro meses mantiene a muchas entidades con el agua al cuello.

Por tanto vemos como aquellos Gobiernos que venían a rescatar personas y a reforzar el estado del bienestar no hacen otra cosa que recortar derechos esenciales de todos los valencianos.

Cristina Moreno.
Concejala del PP en el Ayuntamiento de Gandia.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR